June 17

Diabetes tratamiento: todo lo que necesitas saber

0  comments

La diabetes es una afección de por vida que hace que el nivel de azúcar en la sangre de una persona sea demasiado alto. Muchas personas tienen niveles de azúcar en la sangre por encima del rango normal, pero no lo suficientemente altos como para ser diagnosticados con diabetes.

Esto a veces se conoce como prediabetes. Si el nivel de azúcar en la sangre está por encima del rango normal, aumenta el riesgo de desarrollar diabetes con el paso del tiempo. Es muy importante que la diabetes se diagnostique lo antes posible porque empeorará progresivamente si no se trata.

Diabetes gestacional

Durante el embarazo, algunas mujeres tienen niveles tan altos de glucosa en la sangre, ya que su cuerpo no puede producir suficiente insulina para absorberla. Esto se conoce como diabetes gestacional y afecta a hasta 18 de cada 100 mujeres durante el embarazo.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional se desarrolla durante el segundo trimestre del embarazo (semanas 14 a 26) y desaparece después de que nace el bebé. Sin embargo, las mujeres que tienen diabetes gestacional tienen un mayor riesgo (30%) de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida, en comparación con un riesgo del 10% para la población general. 

El embarazo también puede empeorar la diabetes tipo 1 existente. La diabetes gestacional puede aumentar el riesgo de que se desarrollen problemas de salud en un bebé por nacer, por lo que es importante mantener sus niveles de glucosa en sangre bajo control.

Diabetes tipo 1

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunológico del cuerpo ataca y destruye las células que producen insulina. Como no se produce insulina, sus niveles de glucosa aumentan, lo que puede dañar gravemente los órganos del cuerpo.

La diabetes tipo 1 a menudo se conoce como diabetes dependiente de la insulina. A veces también se conoce como diabetes juvenil o diabetes de inicio temprano porque generalmente se desarrolla antes de los 40 años, y a menudo durante la adolescencia.

Si a un paciente le diagnostican diabetes tipo 1, necesitará inyecciones de insulina por el resto de su vida. También deberá prestar mucha atención a ciertos aspectos de su estilo de vida y salud para garantizar que sus niveles de glucosa en la sangre se mantengan equilibrados. Por ejemplo, deberá comer de manera saludable, hacer ejercicio y realizarse análisis de sangre con regularidad.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es donde el cuerpo no produce suficiente insulina o las células del cuerpo no reaccionan a la insulina. Esto se conoce como resistencia a la insulina.

En la diabetes tipo 2, su páncreas sigue funcionando pero no tan eficazmente como lo necesita el organismo. Esto significa que su cuerpo está construyendo resistencia a la insulina y es incapaz de convertir efectivamente la glucosa en energía, dejando demasiada glucosa en la sangre. 

La diabetes tipo 2 a veces puede tratarse inicialmente a través de modificaciones en el estilo de vida que incluyen una dieta saludable, ejercicio regular y monitoreo de sus niveles de glucosa en la sangre.

  • Comer bien ayuda a controlar sus niveles de glucosa en sangre y el peso corporal
  • El ejercicio ayuda a que la insulina funcione de manera más efectiva, disminuye la presión arterial y reduce el riesgo de enfermedades del corazón.
  • Las pruebas regulares de control de glucosa en sangre si el tratamiento que se está siguiendo ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre o si necesita ajustar su tratamiento.

El objetivo del control de la diabetes es mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cerca posible del rango objetivo entre 4 a 6 mmol / L (ayuno), lo que ayudará a prevenir tanto las complicaciones a corto como a largo plazo.

El médico, especialista, y el dietista puede ayudar al paciente con el control de la glucosa en sangre, la alimentación saludable y la actividad física.

Sin embargo, a veces la alimentación saludable y el ejercicio no son suficientes para mantener bajos los niveles de glucosa en la sangre.  La diabetes tipo 2 es una condición progresiva. A medida que el tiempo avanza, la insulina se vuelve más resistente y el páncreas es menos efectivo al convertir la glucosa en energía. 

Para ayudar al páncreas a convertir la glucosa en energía, a las personas con diabetes tipo 2 a menudo se les recetan tabletas para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Es posible que el paciente requiera de insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre. Esto sucede cuando su cuerpo ya no produce suficiente insulina por sí mismo. Algunas veces las tabletas pueden continuar además de la insulina.

Si le diagnostican diabetes tipo 2, puede controlar sus síntomas Sin embargo, como la diabetes tipo 2 es una afección progresiva, es posible que finalmente necesite medicamentos, generalmente en forma de tabletas. La diabetes tipo 2 a menudo se asocia con la obesidad. La diabetes relacionada con la obesidad a veces se denomina diabetes de inicio en la madurez porque es más común en las personas mayores.

Tratamientos: ¿Cuáles funcionan mejor para tratar la diabetes?

Hay una serie de diferentes medicamentos disponibles para las personas con diabetes, todos los cuales funcionan de diferentes maneras. No todos los tratamientos son adecuados para todos, así que es posible que el paciente necesite cambiar o suspender ciertos medicamentos.

El médico ayudara a encontrar el medicamento más adecuado para las necesidades individuales de cada paciente. Si se necesitan medicamentos como tratamiento, es importante tener en cuenta que esto es parte de la progresión natural de la afección, y tomar los medicamentos cuando sea necesario puede resultar en menos complicaciones a largo plazo.

Las tabletas o inyecciones están diseñadas para usarse junto con una alimentación saludable y actividad física regular, no como un sustituto.

Tratamiento más común: medicamentos orales para la diabetes

Para las personas con diabetes tipo 2, las píldoras se pueden prescribir como un medio para regular los niveles de glucosa en la sangre. 

Las personas con diabetes tipo 2 a menudo reciben medicamentos, incluida la insulina, para ayudarles a controlar sus niveles de glucosa en la sangre. Hay varios tipos de medicamentos orales para la diabetes que reducen la glucosa en la sangre que se pueden utilizar combinados entre sí. 

#1. Biguanida (Nombre químico: Metformina)

Si tiene diabetes tipo 2, la metformina suele ser el primer medicamento para la diabetes recetado si una dieta y actividad física por sí solas no han ayudado lo suficiente a controlar sus niveles de azúcar en la sangre (también llamados niveles de glucosa en la sangre).

La metformina disminuye la producción de glucosa del hígado, lo que reduce el azúcar en la sangre. Se consideran sensibilizadores de insulina periféricos, pero su estimulación de la captación de glucosa periférica puede ser simplemente el resultado de reducciones en la glucosa de sus efectos hepáticos. La evidencia reciente sugiere que la metformina tiene alguna acción para reducir la glucosa directamente a través del intestino.

Además, la metformina no causa aumento de peso e incluso puede promover la pérdida de peso al suprimir el apetito. Sin embargo, el medicamento comúnmente causa efectos GI adversos (p. Ej., Dispepsia, diarrea), que para la mayoría de las personas se retiran con el tiempo.

El medicamento debe ser retenido durante la cirugía, la administración de contraste intravenoso y cualquier enfermedad grave. Muchas personas que reciben monoterapia con metformina eventualmente requieren un medicamento adicional.

#2. Sulfonilureas (Nombre químico: Gliclazide, Glibenclamida, Glipizida y Glimepirida)

Las tabletas de esta familia funcionan estimulando las células Betas del páncreas para que produzcan más insulina y le ayuden a funcionar de manera más efectiva dentro de su cuerpo.

Sin embargo, hay riesgos significativos de hipoglucemia y aumento de peso al tomar sulfonilureas y existe la preocupación de que puedan sobrecargar el páncreas, acelerando así la progresión de la diabetes tipo 2.

#3. Inhibidor de la alfa glucosidasa (Nombre químico: Acarbose)

Los inhibidores de la alfa-glucosidasa son menos efectivos que otros fármacos orales para reducir la glucosa en plasma. Arcabose actua en la absorción de alimentos con almidón en el intestino, inhibiendo de forma competitiva las enzimas del intestino que hidrolizan los carbohidratos, disminuyendo asi cualquier aumento en los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas.

#4. Tiazolidinedionas (glitazonas) (Nombre químico: Rosiglitazona, Pioglitazona)

Este medicamento reduce la resistencia a la insulina y mejora la sensibilidad, permitiendo que la insulina que produce su cuerpo funcione de manera más efectiva. Además, ayuda a proteger las células del páncreas, lo que les permite producir insulina durante un período de tiempo más prolongado.

 Las TZD son tan efectivas como las sulfonilureas y la metformina para reducir la HbA1C. Las TZD pueden ser beneficiosas en el tratamiento de la enfermedad del hígado graso no alcohólico(NAFLD).

#5. Mimeticos de incretina (Nombre químico: Exenatido, Liraglutida)

Este medicamento aumenta el nivel de incretinas en el cuerpo. Las hormonas de incretina ayudan al cuerpo a producir más insulina cuando es necesario y reducen la cantidad de producción de glucosa cuando no es necesaria.

#6. Inhibidores de la DPP-4 (gliptinas)

Nombre químico: Alogliptin, Linagliptin, Saxagliptin, Sitagliptin, Vildagliptin. Los inhibidores de la DPP-4 funcionan al bloquear la acción de la DPP-4, una enzima que destruye la hormona, la incretina.

La inhibición de la enzima DPP-4 aumenta el nivel de una hormona llamada GLP-1, que estimula la producción de insulina y disminuye la producción de glucagón (la hormona “opuesta” a la insulina) cuando los niveles de glucosa son demasiado altos.

#7. Inhibidores de SGLT2 (Nombre químico: Canagliflozin, Dapagliflozin)

Este medicamento reduce la cantidad de glucosa absorbida por sus riñones y su sangre. Los inhibidores de SGLT-2 son una nueva clase de medicamentos reductores de glucosa que hacen que los riñones excreten el exceso de glucosa a través de la orina. Son una clase única de medicamentos, ya que funcionan independientemente de la insulina.

Tratamiento diabetes: medicamentos inyectados

Son conocidos como uno de los tratamientos más famosos para tratar la diabetes. Aunque mayormente son atribuidos a pacientes con niveles no controlados de glicemia en la sangre. A continuación, te contamos algunos de los más populares.

#1. Insulina

Actualmente, la insulina no está disponible en forma de píldora porque se descompondría durante el proceso digestivo

El páncreas normalmente secreta esta hormona, que ayuda a las células del cuerpo a absorber la glucosa de la sangre para usarla como energía. Cuando no funciona como debería, el páncreas no produce la cantidad ideal de insulina provocando la diabetes tipo 1.

En el caso de las personas con diabetes tipo 2, estas producen insulina, pero sus cuerpos no la usan adecuadamente. Con el tiempo, las personas con diabetes tipo 2 también pueden producir menos insulina.  Se puede recetar insulina para ambos tipos de diabetes para ayudar a regular la glucosa en la sangre para que el cuerpo pueda funcionar correctamente.

Normalmente, la insulina se libera cuando el cuerpo tiene altas cantidades de azúcar en la sangre, como después de una comida, para que los niveles vuelvan a un rango normal.

Las inyecciones se pueden hacer usando:

  • Jeringa: es una aguja conectada a un tubo hueco que contiene la insulina y un émbolo que empuja la insulina hacia dentro y a través de la aguja.
  • Pluma de insulina: es un dispositivo que se parece a una pluma y contiene insulina pero tiene una aguja para su punta
  • Bomba de insulina: es una pequeña máquina (usada en un cinturón o guardada en un bolsillo) que contiene insulina, la bombea a través de un pequeño tubo de plástico y a través de una pequeña aguja insertada debajo de la piel donde permanece durante varios días.
  • La insulina inhalada funciona a través del mismo mecanismo que la insulina inyectable, pero se toma con un inhalador oral en lugar de hacerlo a través de una inyección o una bomba. La única insulina inhalada aprobada que está en el mercado es la insulina Afrezza de acción ultra rápida de MannKind.

Los tipos de insulina se diferencian por la forma en que se producen, y la rapidez con la que funcionan, el momento en que alcanzan su punto máximo, la duración como:

  • La insulina de acción rápida, tiene su efecto aproximadamente 15 minutos después de aplicada la inyección, y alcanza su punto máximo en 1 hora aproximadamente y su acción dura de 2 a 4 horas.
  • La insulina de acción regular o corta, generalmente ingresa en el torrente sanguíneo dentro de los 30 minutos despues de aplicada la inyección, y alcanza su punto máximo a las dos a tres horas después de la inyección, y su acción dura de tres a seis horas.
  • La insulina de acción intermedia, que normalmente se introduce en el torrente sanguíneo de dos a cuatro horas después de la inyección, alcanza su nivel máximo de cuatro a 12 horas más tarde, y funciona de 12 a 18 horas aproximadamente.
  • La insulina de acción prolongada actua varias horas después de la inyección y tiende a disminuir los niveles de glucosa de manera bastante uniforme durante un período de 24 horas.

El médico trabajará con el paciente para determinar el mejor tipo y dosis para controlar su diabetes y adaptarse a su estilo de vida. Además lo educará sobre cómo y cuándo administrarse insulina. Algunos pacientes toman insulina una o más veces al día para regular sus niveles de glucosa en la sangre.

#2. Agonistas de GLP-1

La agonistas de GLP-1 es una hormona producida en el intestino delgado que estimula la secreción de insulina e inhibe la secreción de glucagón, lo que reduce el azúcar en la sangre. 

Los agonistas de acción más corta del receptor de GLP-1 son particularmente eficaces para reducir los picos de glucosa después de las comidas, mientras que los agonistas de GLP-1 de acción más prolongada tienen efectos más equilibrados en la reducción de los niveles de glucosa después de las comidas y en ayunas.

Medicamentos combinados

Las terapias combinadas ponen varias clases de medicamentos en un solo medicamento. Las combinaciones pueden ser inyectables (es decir, agonistas de GLP-1 con insulina basal en una sola inyección) o tabletas de “dosis fija” que pueden tomarse por vía oral (es decir, metformina combinada con un inhibidor de SGLT-2 en una sola píldora).

Por lo general, su objetivo es mejorar la eficacia y, potencialmente, reducir los efectos secundarios en comparación con tomar múltiples medicamentos por separado. También aumenta la comodidad para los pacientes y tiene el potencial de disminuir los copagos para múltiples medicamentos.

Medicamentos para condiciones asociadas

Si bien los cambios en el estilo de vida pueden hacer mucho para controlar la diabetes, así como las afecciones relacionadas: la presión arterial y el colesterol altos, es posible que el médico recete medicamentos según otras necesidades de salud del paciente.

El plan de tratamiento para la diabetes puede incluir insulina, medicamentos orales para la diabetes o un enfoque combinado, según lo determine el médico. En algunos casos, los pacientes pueden requerir terapia con múltiples medicamentos si tienen factores de riesgo cardiovascular adicionales con diabetes. La adhesión al plan de medicamentos es muy importante.

Medicamentos para la presión arterial alta

Aunque la presión arterial alta es asintomática, si no se trata, puede dañar los vasos sanguíneos, el corazón y otros órganos, causando finalmente la muerte. Los médicos pueden recetar uno o más tipos de medicamentos para llevar la presión arterial al rango deseado.

Si bien muchos pacientes deben tomar medicamentos indefinidamente para controlar esta condición, los médicos pueden reducir las dosis de sus medicamentos una vez que alcance y mantenga la presión arterial normal durante un año o más. 

Por lo general, no puede interrumpir el tratamiento por completo. Hacer frente a los inconvenientes de los medicamentos sigue siendo mucho mejor que sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Los inhibidores de la ECA

Están indicados para pacientes con evidencia de nefropatía diabética temprana (albuminuria), incluso en ausencia de hipertensión, y son una buena opción para tratar la hipertensión en pacientes con diabetes mellitus y que aún no han mostrado insuficiencia renal.

Los inhibidores de la ECA también ayudan a prevenir eventos cardiovasculares en pacientes con diabetes mellitus.

Medicamentos para el colesterol

Existe una serie de medicamentos para reducir los niveles de colesterol en la sangre, las estatinas. El médico puede determinar que, además de consumir una dieta saludable para el corazón, lograr o mantener un peso corporal saludable y realizar actividad física regular, también puede necesitar una estatina para reducir sus niveles de colesterol y reducir el riesgo de ECV. 

El médico determinará si el paciente puede beneficiarse de dicho tratamiento y seleccionará el medicamento o la combinación de medicamentos más adecuadas. 

Terapia de aspirina

La diabetes es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares y el accidente cerebrovasular. La aspirina 81 a 325 mg una vez al día proporciona protección cardiovascular. En particular, la aspirina se debe usar en pacientes diabéticos con mas de 10% de riesgo de 10 años de enfermedad cardiovascular aterosclerótica y en algunos pacientes con diabetes con riesgo intermedio (de 5 a 10%) de 10 años de riesgo de accidente cerebrovascular.

El médico, puede recomendar un régimen de dosis de aspirina para ayudar a reducir este riesgo. La aspirina “adelgaza” la sangre y ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre: coágulos que pueden bloquear el flujo de sangre a través de las arterias, especialmente cuando esas arterias ya están estrechadas por una acumulación de placa.

Todas las personas con diabetes deben controlar sus niveles de glucosa de forma regular. Cuando se toman medicamentos, es posible que se deban controlar los niveles de glucosa con más frecuencia para mantener  seguro al paciente y para asegurarse de que el medicamento tenga el efecto deseado.


Etiquetas

cómo tratar la diabetes, medicamentos para la diabetes, tratamientos diabetes


También te puede interesar:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete a más de 3.799 usuarios que leen nuestro boletín semanal.

Además recibirás la primera guía digital gratuita para que pongas a prueba nuestra promesa.

>