June 14

Efectos de los medicamentos para el tratamiento de la diabetes

0  comments

El tratamiento general de la diabetes para todos los pacientes implica medicamentos, cambios en el estilo de vida, incluida la dieta y el ejercicio y el monitoreo regular de los niveles de glucosa en la sangre es esencial para prevenir complicaciones de la diabetes.

Los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 generalmente se tratan con insulina, dieta y ejercicio. Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 a menudo se tratan inicialmente con dieta y ejercicio. Si esas medidas no son suficientes para el control glucémico, a los pacientes se les pueden prescribir medicamentos antihiperglucémicos orales, agonistas del receptor de los péptido-1 inyectables con glucagón, insulina o una combinación de estos.

Para algunos pacientes con diabetes, los inhibidores los sistemas renina-angiotensina-aldosterona (inhibidores de la ECA o bloqueadores de los receptores de la angiotensina II), las estatinas y la aspirina a menudo se administran para prevenir complicaciones.

Complicaciones del tratamiento con insulina

Algunos medicamentos para la diabetes pueden causar efectos secundarios o provocar complicaciones graves en los pacientes.

Complicaciones frecuentes

La hipoglucemia es la complicación más común del tratamiento con insulina, y se presenta con mayor frecuencia a medida que los pacientes tratan de lograr un control estricto de la glucosa y se aproximan a la casi normoglucemia. 

Los síntomas de hipoglucemia leve o moderada incluyen dolor de cabeza, diaforesis, palpitaciones, mareos, visión borrosa, agitación y confusión. Los síntomas de hipoglucemia más severa incluyen convulsiones y pérdida de conciencia. 

En pacientes de edad avanzada, la hipoglucemia puede causar síntomas de afasia o hemiparesia parecidos a una apoplejía y es más probable que precipite una apoplejía, infarto de miocardio y muerte súbita. Los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 de larga data pueden desconocer los episodios de hipoglucemia porque ya no experimentan síntomas autonómicos (desconocimiento de la hipoglucemia).

Se debe enseñar a los pacientes a reconocer los síntomas de la hipoglucemia, que generalmente responden rápidamente a la ingesta de azúcar, incluidos los comprimidos de caramelo, jugo y glucosa. Por lo general, se deben ingerir 15 g de glucosa o sacarosa. 

Los pacientes deben verificar sus niveles de glucosa 15 minutos después de la ingesta de glucosa o sacarosa e ingerir 15 g adicionales si su nivel de glucosa no es mayor de 80 mg por dL (4.4 mmol por L). 

Para los pacientes que están inconscientes o que no pueden tragar, la hipoglucemia puede tratarse inmediatamente con glucagón 1 mg sc o IM o con una solución de dextrosa al 50%. 50 ml IV (25 g) seguida, si es necesario, de una infusión intravenosa de un 5% o 10%. De solución de dextrosa para mantener niveles adecuados de glucosa en plasma.

La hiperglucemia puede seguir a la hipoglucemia ya sea porque se ingirió demasiado azúcar o porque la hipoglucemia causó un aumento de las hormonas contrarreguladoras ( glucagón, epinefrina, cortisol, hormona del crecimiento). Una dosis demasiado alta de insulina a la hora de acostarse puede reducir la glucosa y estimular una respuesta contrarreguladora, lo que lleva a la hiperglucemia matutina (fenómeno de Somogyi). 

Sin embargo, una causa más común de hiperglucemia matutina inexplicable es un aumento en la hormona de crecimiento temprano en la mañana (fenómeno del amanecer). En este caso, la dosis de insulina por la noche debe aumentarse, cambiarse a una preparación de acción más prolongada o inyectarse más tarde.

Complicaciones poco frecuentes de los medicamentos

Las complicaciones poco frecuentes del uso de insulina incluyen:

  • Hipopotasemia
  • Reacciones alérgicas locales
  • Reacción alérgica generalizada.
  • Atrofia o hipertrofia local de la grasa.
  • Circulantes anti- insulina anticuerpos

#1. Hipotasemia

La hipopotasemia puede ser causada por cambios intracelulares de potasio debido a la estimulación de la bomba de sodio-potasio inducida por la insulina, pero es poco frecuente. 

La hipopotasemia ocurre con mayor frecuencia en entornos de cuidados agudos cuando las reservas corporales pueden agotarse yse usa insulina IV.

#2. Reacciones alérgicas locales

Las reacciones alérgicas locales en el lugar de las inyecciones de insulina son raras, especialmente con el uso de insulinas humanas, pero aún pueden ocurrir en pacientes con alergia al látex debido al látex de goma natural contenido en los tapones de los frascos. 

Pueden causar dolor o ardor inmediatos, seguidos de eritema, prurito e induración; estos últimos a veces persisten durante días. La mayoría de las reacciones desaparecen espontáneamente después de semanas de inyección continua y no requieren un tratamiento específico, aunque los antihistamínicos pueden proporcionar alivio sintomático.

#3. Reacciones alérgicas generalizadas por medicamentos

La reacción alérgica generalizada es extremadamente rara con las insulinas humanas, pero puede ocurrir cuando la insulina se reinicia después de un lapso en el tratamiento. Los síntomas se desarrollan 30 min a 2 h después de la inyección e incluyen urticaria, angioedema, prurito, broncoespasmo y anafilaxia.

El tratamiento con antihistamínicos suele ser suficiente, pero es posible que se necesiten adrenalina y glucocorticoides por vía intravenosa.  Si se necesita un tratamiento con insulina después de una reacción alérgica generalizada, se deben realizar pruebas cutáneas con un panel de preparaciones de insulinapurificada y desensibilización.

#4. Atrofia o hipertrofia local de la grasa 

La atrofia o hipertrofia local de la grasa en los sitios de inyección es relativamente rara y se cree que es el resultado de una reacción inmune a un componente de la preparación de insulina. Cualquiera de los dos puede resolver por rotación de los sitios de inyección.

#5. Anticuerpos circulantes anti-insulina

Los anticuerpos circulantes anti-insulina son una causa muy rara de resistencia a la insulina. Este tipo de resistencia a la insulina a veces puede tratarse cambiando las preparaciones de insulina (por ejemplo, de insulina animal a insulina humana) y administrando corticosteroides si es necesario.

Complicaciones del tratamiento con medicamentos orales

Los medicamentos orales que usualmente se utilizan para el tratamiento de la diabetes son:

  • Biguanidas.
  • Sulfonilureas.
  • Tiazolidinedionas (glitazones).
  • Inhibidores de la alfa-glucosidasa.
  • Inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4 (DPP4).
  • Mimeticos de incretina.
  • Inhibidores del transportador de sodio-glucosa (SGLT2).

El médico indicara los comprimidos adecuados para cada paciente, cuándo debe tomarlos y la dosis a suministrar. También puede informarle sobre los posibles efectos secundarios.

Los efectos secundarios que provocan los medicamentos son:

Las biguanidas  

Este grupo de medicamentos ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre al reducir la cantidad de glucosa almacenada liberada por el hígado, disminuir la absorción de glucosa en el intestino y ayudar al cuerpo a ser más sensible a la insulina para que su propia insulina funcione mejor.

Deben iniciarse en una dosis baja y aumentar lentamente, la diabetes tipo 2 es progresiva y e médico puede necesitar aumentar la dosis con el tiempo.

La metformina a menudo se prescribe como la primera tableta de diabetes para personas con diabetes tipo 2 que tienen sobrepeso. Por lo general, no conduce al aumento de peso, incluso puede ayudar a controlar el peso. Algunos efectos secundarios son complicaciones renales, malestar estomacal, cansancio o mareos, sabor desagradable a metal.

No debe ser administrado a personas con enfermedades hepáticas, renales o cardíacas graves. Es posible que sea necesario detener la metformina antes de una cirugía o procedimientos que requieran inyectar un tinte radiopaco, como un angiograma coronario. 

Sulfonilureas

Este grupo de medicamentos estimula el páncreas para producir más insulina. Las sulfonilureas disminuyen los niveles de glucosa en la sangre al estimular el páncreas para que libere más insulina

Las sulfonilureas pueden aumentar el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. El ejercicio prolongado y el consumo de alcohol aumentan el riesgo de hipoglucemia. Los pacientes que se someten a una cirugía o que han tenido un trauma, estrés o infección recientes pueden necesitar cambiar de una sulfonilurea a insulina para controlar los niveles de azúcar en la sangre. 

Las personas con enfermedad renal o hepática deben tomar precauciones. Otros posibles efectos secundarios incluyen el aumento de peso, erupciones en la piel, trastornos gástricos, erupción cutánea o picazón, ictericia. No debe administrarse a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. En una rara ocasión un médico puede prescribirlos.

Tiazolidinedionas (glitazonas)

Ayudan a disminuir los niveles de glucosa en la sangre al aumentar el efecto de su propia insulina, especialmente en las células musculares y de grasa, es decir, mejoran la resistencia a la insulina.

Su efecto es lento, demoran días o semanas en comenzar a funcionar y de uno a dos meses para su pleno efecto.Si se toman por sí solos, no causan hipoglucemia, pero esto puede ocurrir cuando se toman con una sulfonilurea.

Un efecto secundario es el aumento de peso. La grasa se traslada de las áreas donde es perjudicial para la salud (alrededor de la barriga) a otras áreas, como la parte superior de los muslos, donde es posible que no se desee, pero no es tan dañino para la salud.

Otro efecto secundario es la acumulación de líquido, riesgo de enfermedad hepática, riesgo de anemia, hinchazón de piernas o tobillos y, en general, las personas con insuficiencia cardíaca deben evitar las glitazones. Se recomienda que se realicen controles regulares de la función hepática, especialmente en el primer año de tratamiento con estas tabletas. 

Las tiazolidinedionas pueden causar o exacerbar la insuficiencia cardíaca. La dificultad para respirar, el rápido aumento de peso y la retención de líquidos pueden indicar el inicio de la insuficiencia cardíaca.No debe administrarse en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Inhibidores de la alfa glucosidasa

Ayudan a ralentizar la digestión y la absorción de ciertos carbohidratos de la dieta en el estómago (intestino). Tomados por sí solos, no causan hipoglucemia.

Si se produce hipoglucemia, debido a otra tableta para la diabetes que puede estar tomando, debe tratarse con glucosa pura, puede afectar la absorción de otras formas de carbohidratos.

Los inhibidores de la alfa-glucosidasa no deben usarse en personas con enfermedades intestinales como la enfermedad inflamatoria intestinal u obstrucción intestinal. Las personas con disfunción renal no pueden tomar estos medicamentos.

Los efectos secundarios incluyen flatulencia, distensión abdominal y diarrea. Deben iniciarse en dosis bajas y aumentarse lentamente para reducir los efectos secundarios. Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia no deben tomar estos medicamentos.

Inhibidores de la DPP-4

Funcionan inhibiendo la enzima DPP-4. Esto aumenta los niveles de hormonas incretinas activas que actúan para disminuir los niveles de glucosa en sangre al aumentar la secreción de insulina y disminuir la secreción de glucagón (una hormona que tiene el efecto opuesto a la insulina al aumentar los niveles de glucosa en sangre).

Por sí mismas, es poco probable que causen hipoglucemia porque no funcionan cuando los niveles de glucosa en la sangre son bajos. No deben usarse en menores de 18 años, si se está embarazada o si se tiene la intención de quedar embarazada, durante la lactancia o si planea hacerlo, o para el tratamiento de la diabetes tipo 1 o la cetoacidosis diabética. 

Si tiene problemas de riñón o hígado, el médico puede ajustar a unas dosis más bajas.

Mimeticos de incretina

Se administran por inyección debajo de la piel de forma sucutanea. La liraglutida no está aprobado para su uso con la insulina. No debe ser tomado por personas con diabetes tipo 1

La exenatida puede aumentar el riesgo de pancreatitis grave e incluso fatal. Byetta no debe utilizarse en personas con diabetes tipo 1 o para tratar la cetoacidosis diabética.

Los pacientes con enfermedad renal grave o enfermedad gastrointestinal no deben usar exenatida. Pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad después del tratamiento con exenatida debido a la formación de anticuerpos.

Inhibidores del transportador de sodio-glucosa (SGLT2)

Podría ayudar con la pérdida de peso y a bajar la presión arterial. Los efectos secundarios pueden incluir un aumento de las infecciones del tracto urinario, aftas genitales y aumento de la micción, aumento de peso, bajo nivel de azúcar en la sangre.

La dosis debe ajustarse para personas con problemas renales moderados y para personas mayores de 75 años. No debe administrarse a menores de 18 años.

Interacciones

Los medicamentos para la diabetes pueden tener interacciones con otros medicamentos o suplementos que se usan. El uso de más de un medicamento para la diabetes puede aumentar el riesgo de hipoglucemia.  Los medicamentos bloqueadores beta pueden enmascarar los síntomas de la hipoglucemia.

Algunos medicamentos también pueden causar efectos secundarios, como náuseas y malestar estomacal, especialmente cuando comienza a tomarlos por primera vez. 

Debe asegurarse de que el médico esté al tanto de todos los demás medicamentos y suplementos que se estén tomando para garantizar la dosificación correcta de su medicamento para la diabetes.

Hay mucha superposición de medicamentos que pueden interactuar con los medicamentos orales para la diabetes. Estos incluyen:

  • Medicamentos para el corazón.
  • Descongestionantes.
  • Antibióticos.
  • Tiazidas.
  • Esteroides.
  • Medicamentos para la tiroides.
  • Estrógenos.
  • Anticonceptivos orales.
  • Medicamentos para las convulsiones.
  • Medicamentos psiquiátricos.
  • Medicamentos para el colesterol (estatinas).

Los medicamentos enzimáticos digestivos (como la amilasa, la pancreatina) pueden reducir la eficacia de los inhibidores de la alfa-glucosidasa y no deben tomarse al mismo tiempo.

El pramlintide es un medicamento que puede causar hipoglucemia potencialmente grave cuando se usa con insulina y pueden retrasar la absorción de algunos medicamentos orales administrados al mismo tiempo. 

No deben usarse con otros medicamentos que afectan la motilidad gastrointestinal o agentes que actúan al afectar la absorción intestinal de nutrientes (como los inhibidores de la alfa-glucosidasa).

Debido a que el Exenatide o Byetta puede afectar la absorción de algunos medicamentos administrados por vía oral, incluidos los antibióticos, estos medicamentos no deben usarse dentro de una hora después de administrar la inyección de Byetta. El medicamento también puede interactuar con la warfarina.


Etiquetas

efectos secundarios de farmacos, inhibidores para la diabetes, reacciones a fármacos para la diabetes, tratamientos para la diabetes


También te puede interesar:

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete a más de 3.799 usuarios que leen nuestro boletín semanal.

Además recibirás la primera guía digital gratuita para que pongas a prueba nuestra promesa.

>